WEDDING TIPS

12 consejos que te harán disfrutar aún más de tu gran día

Después de varios años de dedicarnos a la fotografía documental, hemos asistido a muchas bodas. Y también hemos sido testigos de muchos incidentes, accidentes, contratiempos y algunos disgustos que se habrían podido evitar con ciertos cambios en la planeación.
Tomando esa experiencia y lo que algunas parejas platican con nosotros, queremos compartir con ustedes varias sugerencias y consejos muy valiosos que, estamos seguros, les permitirán disfrutar aún más de su gran día.
Los acomodamos en orden «cronológico» según el día del evento:

  1. CONTRATEN UN PLANEADOR DE BODAS

A veces creemos que las bodas son un evento fácil de organizar, como si fuera una comida familiar muy grande. No lo es. Una boda requiere mucha planeación, previsión, inversión y supervisión.
Contratar un planeador de bodas evitará que pongas a tu mamá y a tus primas a decorar el lugar, que pongas a tus padrinos a encontrar al fotógrafo más barato, y que tú te pongas a repartir pantuflas y recuerditos a la mitad del baile.

Un planeador de bodas no sólo te va armar el programa del gran día, sino que se va a encargar de cada detalle de la logística del evento de principio a fin; va a solucionar problemas, te va a sugerir a los mejores proveedores para tu boda, y va a llevar «la carga» por ti.
Flores, banquete, decoración, mobiliario, música, fotografía, video, organización en general: todo estará a salvo en sus manos para que tú puedas concentrarte exclusivamente en disfrutar tu día sin estresarte ni correr contra el tiempo.
En verdad te recomendamos que contrates uno.

  1. INVITEN SOLAMENTE A QUIENES REALMENTE QUIEREN INVITAR

Al preguntarles a varias parejas casadas de qué parte de su boda se arrepienten, la mayoría menciona su lista de invitados en primer lugar.
Muchos quisieran haber invitado solamente a las personas más cercanas que compartían su felicidad, y no a los conocidos que solamente invitaron por compromiso.

  1. AHORRENSE LAS INVITACIONES

El punto anterior nos lleva a éste: las dichosas invitaciones. En la antigüedad, la gente usaba el correo tradicional para mandar mensajes o invitar a alguna celebración. En el siglo XXI tenemos la poderosa herramienta del Internet, que te puede ahorrar una considerable cantidad de tiempo y dinero al invitar a tus familiares y amigos.

No gasten dinero en imprimir invitaciones ni tiempo en repartirlas. Mejor diseñen una linda invitación virtual usando una fotografía de ustedes. Además de verse muy elegante, les permitirá recibir al instante la confirmación de asistencia de sus invitados.

Muchas parejas hubieran preferido no hacer invitaciones e invertir ese dinero en algo más provechoso, como otro día más de luna de miel.

  1. SEAN CREATIVOS CON SU FECHA

Por razones que aún desconocemos, la mayoría de parejas prefiere casarse en primavera; lo cual nos obliga a negar nuestros servicios a muchas otras, pues tenemos todos los fines de semana de marzo y abril atiborrados de eventos.

¿Por qué no escogen alguno de los diez meses restantes del año? Una boda nocturna de verano, una bella boda de día en invierno o una romántica boda en un atardecer de otoño…

Atrévanse a probar algo diferente y creativo, siempre considerando los factores de clima y locación que afectarán radicalmente su evento y sus recuerdos, como lluvia, mosquitos, frío, humedad, viento o calor extremo.

  1. ESCOJAN BIEN EL LUGAR

Otra razón de arrepentimiento que expresan las parejas, es el lugar que escogieron para casarse. Que las instalaciones fueron incómodas, que el espacio limitado, que las normas o reglas del lugar no les gustaron, que la iglesia fue muy estricta, que el color y las decoraciones propias del lugar no fueron de su agrado, en fin.

Inviertan tiempo en buscar a conciencia el lugar idóneo para su gusto y necesidades tanto para la ceremonia como para la recepción.

Asegúrense de que sea agradable, cómodo, que haya suficientes sillas y mesas para los invitados, que los baños funcionen bien, que esté techado o haya toldo para evitar lluvias o soles impertinentes; que tenga instalaciones para silla de ruedas (algunos familiares ya son grandes y necesitan atenciones especiales), que el terreno sea estable (casi todas las mujeres usan tacones en los eventos y batallan mucho al desplazarse si no hay caminos en los jardines o empedrados), y que no tenga limitantes para la fotografía, como techos de color oscuro o muchas columnas.

Hagan una lista de todas las necesidades de su evento para que encuentren un lugar bello que las supla, y que quedará en sus recuerdos de una manera agradable y satisfecha.

  1. PLANEA TU EVENTO PARA RELAJARTE, NO PARA CORRER

Por lo general, los programas de boda se organizan dando cuando mucho 15 minutos de margen entre cada suceso, sin tomar en cuenta los tiempos de traslado o contratiempos que pueden aparecer. Pero por ser un día en el que pueden pasar mil situaciones e imprevistos, y en el que el tiempo pareciera que vuela al doble de velocidad, te sugerimos que dobles el margen; especialmente para el primer suceso del día, que es el arreglo y maquillaje.

Según nuestra experiencia, el arreglo casi siempre (por no decir siempre) se extiende más de lo que dicta el programa: a veces media hora, una hora, o hasta dos horas de retraso. Este hecho, automáticamente provoca un efecto dominó que les resta tiempo a los demás sucesos, en especial, a la sesión de fotos. Tiempo después, los novios se lamentan por no haberle dado la debida importancia a la sesión y no haber considerado estos retrasos en el programa.

Te sugerimos que cites a tu maquillista y estilista una o dos horas antes de la hora que dice el programa para que así tengas una o dos horas de ventaja. Pensarás que tendrás tiempo de sobra, pero créenos: lo necesitarás para relajarte. Para sentarte a conversar con tus amigas, con tus hermanas y tu mamá mientras te tomas una rica y refrescante mimosa para que los nervios y el estrés que puedas sentir, se desvanezcan.

Lo importante de tu día no es el maquillista ni las fotos ni la ceremonia. Lo importante son tú y tu futuro esposo. Y para disfrutarlo, necesitas dedicar un tiempo para ti solita después del arreglo en el que puedas respirar y platicar con esas personas que te acompañan, te animan y te alegran. Una vez que hayas dado un respiro, podrás tener la actitud, la entereza y la felicidad para disfrutar tu boda plenamente, sin prisas, imprevistos ni retrasos.

  1. MAQUÍLLATE ESTRATÉGICAMENTE

Muchas veces nos hemos topado con estéticas y salones muy estrictos que no permiten que los fotógrafos entren a sus instalaciones, o con maquillistas particulares que no permiten que fotografiemos mientras ellos trabajan. En esos casos, las novias se quedan sin la cobertura de su arreglo.

Te recomendamos mucho que platiques con tu maquillista para asegurarte de que los fotógrafos podremos trabajar libremente documentando la interacción y la convivencia con tu familia mientras que te peinan y maquillan. Sobre todo, es importante que tú te sientas en plena confianza con él o con ella, para que puedas decirle si te gustaron o no los colores y el estilo, y que estés totalmente satisfecha con tu maquillaje.

Además, ten en cuenta que en ese momento pueden juntarse varias personas a la vez: los que entregan las flores y accesorios, familiares entrando y saliendo, las personas que te van a acompañar, los proveedores de fotografía y video. Por esta razón, nosotros sugerimos que si es posible, reserven una de las habitaciones más grandes del hotel, cerca de la iglesia donde será la ceremonia, para que allí sea tu arreglo. Así te sentirás cómoda, con espacio suficiente para que goces de la compañía de tu mamá, hermanas, amigas, familiares… y toda la gente que tenga que pasar, podrá pasar sin empujar a nadie.

  1. TEN A LA MANO LOS RAMOS Y ACCESORIOS

La mayoría de las veces, los floristas entregan los ramos el mismo día de la boda, mientras la novia se está arreglando. Te sugerimos que hables con tu florista para que así sea, porque de esa manera, nosotros podremos aprovechar ese momento para fotografiar los ramos de novia, los de las damas, los botoniers y demás accesorios de la boda como los anillos, tacones, vestido y velo, liga, collares y aretes, arras, Biblia, etc.

Asegúrate de que te los entreguen y ten todo a la mano en el lugar donde te vas a arreglar.

  1. CONSIDEREN TENER UN ENCUENTRO

Una de nuestras partes favoritas de una boda es el famoso «encuentro».

El encuentro es ese momento en el que los novios se ven «por primera vez» con sus atuendos de novio y novia.

Esa sorpresa se puede dar en cualquier lugar, como la iglesia, pero con la diferencia de que no tendrán el tiempo de observarse, abrazarse, llorar, arreglar detalles, elogiar al ser amado... la ceremonia debe proseguir y simplemente no se pueden detener en medio del pasillo de la iglesia a hacer todo eso.

Por eso, nosotros sugerimos que un «encuentro» antes de la ceremonia en un lugar lindo cerca de la iglesia o del lugar de la ceremonia donde podamos documentar esa «primera vez», con tiempo y lugar exclusivos para ello.

  1. DÍGANSE LOS VOTOS DE FRENTE

Les sugerimos que durante los votos, anillos y arras ustedes se coloquen de frente uno al otro para lograr fotografías compuestas con la fachada y decoración de la atrio. El lugar se reduce durante los votos porque hay muchas personas alrededor de ustedes que les «hacen bolita»: el Padre, los testigos y los novios. Por eso sugerimos que se coloquen de frente para que no haya fotografías de espaldas o de nucas.

  1. ORGANICEN LA SALIDA

Este es uno de los momentos más emocionantes y divertidos del día.

Pedir que los invitados los celebren lanzándoles arroz, pétalos de rosas, burbujas, prendiendo luces de bengala o sonando campanitas, es muy buena idea.

Si no tuvieran una wedding planner asegúrense de designar a dos personas que se encarguen de organizar a todos los invitados para que hagan una valla a través de la que ustedes puedan pasar libremente, con suficiente espacio y sin riesgos… especialmente si su idea incluye luces de bengala.

Una salida organizada no sólo es cómoda, emocionante y divertida, sino que además, a nosotros nos facilitará muchísimo la documentación de ese gran momento al no tener montones de personas acumuladas a su alrededor.

  1. HAGAN QUE LA SESIÓN FAMILIAR SEA SU PRIORIDAD

Sugerimos desde lo más profundo de nuestro corazón que la sesión de novios y la familiar sean una de sus prioridades antes o después de la ceremonia. Muchas parejas se lamentan el no haberle puesto tanta atención a las fotos de familia o a la sesión de novios. No queremos que años después se lamenten por no haber dedicado tiempo para esto.

Les sugerimos que lo programen para la hora más bonita de la tarde, cuando el sol nos puede dar una luz cálida, romántica y le puede añadir mucho ambiente y personalidad a las fotografías. Platiquen con su planeador sobre este tema, o si no tienen, acudan a nosotros para poder orientarlos en el programa de su boda para que se lleve a cabo con puntualidad: tengan a la mano una lista hecha con anticipación de las personas específicas con las que quieren fotografiarse. Tal vez alguna abuelita o algún pariente cercano no pueda estar el próximo año con ustedes, y es importante que nos hagan saber su deseo de tener fotografías con ellos. Años después tendrán memorias visuales de los parientes y amigos que los acompañaron que son importantes para ustedes, del lugar, y de la química y del amor entre ambos.

Por último, DISFRUTEN.

En todas las bodas hay detallitos y detallotes que no salen al pie de la letra como se planearon, ¿y qué? No pasa nada.
Lo importante de este día es que ustedes están iniciando una vida juntos y eso es lo que hay que celebrar. Olvídense de lo que pasa a su alrededor, dejen atrás el estrés, relájense y dedíquense a disfrutar.

Los detalles e incidentes no menguarán el amor que tienen entre ustedes, y este día es para celebrar con las personas que se alegran y festejan con ustedes por haber encontrado al amor de su vida: concéntrense y pongan todas sus energías en eso, no en los detalles que salieron mal.
¡Si tienen alguna otra sugerencia que pueda enriquecer esta lista, hágannosla saber, será muy bienvenida!

  Si estas listo para apartar la fecha de tu boda no dudes en contactarnos!

Scroll Up